Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























8 de mayo de 2008

Alternativa


Mientras tanto,

Para alejar el llanto

Invocare a mi ángel guardián

Uno de esos espíritus intermedios

Entre Dios y el hombre,

No hay comentarios: