Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























31 de mayo de 2008

Canción trasnochada



Cuan inútil se asoma al alba el sol en el horizonte desde mi ventana,

saludando la mahumorada luna de mi desvelo,

la canción compañera de la noche se repite una vez mas en el antiguo estereo,

los oídos, indiferentes acompañan los ojos en la que podría ser una mágica gama de colores que desciende por las montañas que no le niegan, como yo hoy, sus espacios…



Hechadesilencios, cuando la sombra de la noche

se prolonga a despecho del alba.

No hay comentarios: