Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























13 de mayo de 2008

Marina




Marina

¡he allí la playa!
me descalzo
y te presiento
meces mi collar de perlas
y mi rendija
hecha de rumor del mar
y más...y más

No hay comentarios: