Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























8 de junio de 2008

CENIZAS


Cenizas

Pido tregua a las horas de mal tiempo
que esta noche dibujan tempestades,
de polvo y cenizas que poco a poco cubren
los desiertos de las almas en pena.

Los celos erigen su guarida de serpientes,
comiendo las entrañas con sus ropas de miedo.



Elba

No hay comentarios: