Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























4 de junio de 2008

René Char

Del muy repentino y breve trino de la fauvette surgía, ho voz de garganta, fugaz trapecio, la palabra "hold-up".

Luego sobrevino el silencio, y el árbol donde ella cantó quedó sin linaje, como si hubiera desaparecido.

Hacía tanto calor ese verano que las mismas hojas muertas venían a beber agua de las bestias en los platos de la tierra
René Char
(Elogio de una sospechosa)

No hay comentarios: