Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























22 de agosto de 2008

Delito ancestral


Delito ancestral


Una sombra en medio de la razón
un desafío vil.
Amar es un delito;
un pecado común y miserable;
un deliberado reto a la cordura;
un ir y venir sobre antiguas cicatrices;
un vals siniestro que hiere en su compás;
un juego terrible donde el que más da, pierde más…
Delinquiendo cual Quijote, pero sin culpa y sin Mancha

3 comentarios:

Hecha de silencios dijo...

Gracias estupenda, magnificos tus comentarios siempre profundos, Un abrazo

Anónimo dijo...

Amar siempre será un delito, con Quijote o sin Quijote, con el Cid o sin él, con Romeo y Julieta y con todos los amantes en la Historia conocida y en las desconocidas historias, de todos los prójimos que nos rodean y que parecen a veces, no existen.
Gefe

Anónimo dijo...

Muy bien tipificado el delito; tan bien que, jamás, se recogerá en un Código Penal.

Saludos. Pamirh