Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























23 de agosto de 2008

Padre Nuestro




“El pan nuestro de cada día
Dánoslo ¿hoy?
En el continente oscuro no aprendieron a orar con fe
ni en Arameo ni en latín, ni siquiera en portugués,
en italiano o francés,
ni en español ni en ingles
ni siquiera en esperanto, esperanza o esperando.
Nuestro padre no recuerda los sonidos de su voz...
Deberían gritar más alto, que "Padre nuestro"
no sabe como gestionan sus empleados terrenales
su distribución de panes cada día, ni a quien... ¿Amén?

No hay comentarios: