Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























16 de septiembre de 2008

¿Cómo decirte?

1 comentario:

Hecha de silencios dijo...

Querida Migdalia, que linda tu voz, que encanto mujer, me haces enamorar de mi poesia como si no la hubiese escrito yo. Gracias
Un beso