Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























14 de septiembre de 2008

Juicio


Ante el juicio de las hadas caracolas.
¿Como que no existen?

¿Quien crees tu que ha zurcido mis alas

y secado mis lagrimas antes de ti?

3 comentarios:

charlotte dijo...

Es precioso. Las hadas tambien pueden tomar otra forma...

Un abrazo grande.

Hecha de silencios dijo...

Gracias Charlotte, claro que existen, mi madre era una de ellas.
abrazo

Hecha de silencios dijo...

Creo en el amor Mig y creo en mi desesperadamente. Besos