Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























8 de septiembre de 2008

LIBELULA

Mi queridísima e insustituible dama de los unicornios, solo puedo confirmarte que mi adolorido hombro estará siempre para compartir la fortuna de estar vivos y poseer recuerdos. Como si la felicidad pudiera prolongarse...como si el resto volviera a la arcilla y el abrazo quedara descubierto...como si el absurdo, pudiera quitar, su cola rugosa de mis ojos... te beso. libelula


Tu hombro Libélula,
Una cadena de murallas protectoras
Donde puedo recostarme a pecho abierto y desnudo
a recibir los rayos del cualquier sol

También te beso desde el alma de los huesos

8 comentarios:

charlotte dijo...

Hecha de silencios: que hermoso!, puedo verte acobijada entre sus alas, con el brillo del sol acariciandote besos...

M@R dijo...

HERMOSAS PALABRAS,,,
EL AMOR ES PURO Y SINCERO CUANDO SE MANIFIESTA ABIERTAMENTE,,,

ABRAZOS,,,

Hecha de silencios dijo...

Gracias por visitarme Charlotte y desde ya te invito a reincidir. Ciertamente los afectos fraternos son certezas ciertas, verdades verdaderas… como robarle un pedacito de dios a Dios

Hecha de silencios dijo...

Gracias por tu presencia en mi mundo M@r, justamente son los afectos de los hermanitos los pequeños gigantes puestos en la tierra para que la orfandad terrible que nos dejan los padres al marcharse, no pesen en la espalda como si lleváramos a cuestas el Peñón de Gibraltar

Hecha de silencios dijo...

Mi querida, tu que sabes de afectos y hermandad tanto como el que mas, que llevas el doctorado en amores al prójimo ¿Que puedo decirte mas que estas en mi corazón? Pretenciosa yo, como si estar entre mis afectos fuera una cosa grande. Te quiero amiga
Gracias por estar ahí curando, en medio de la herida cuando revienta.
Beso

Hecha de silencios dijo...

pd: Mi querida Mig olvide escribir tu nombre en el agradecimiento

©hannibal dijo...

Hola, vengo gracias a un par de amigas tuyas y que también son mías.

había desaparecido de la blogosfera,
pero ahora después de recuperarme de la lejía de los poemas, vengo de nuevo a dar lo poco que tengo.

saludos
hannibal

Hecha de silencios dijo...

Bienvenido Hannibal y si eres invitado de mis amigos, desde ya te cuente entre los mios. saludos
Hechadesilencios