Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























3 de octubre de 2008

Haydn




Se abre paso como Moisés entre las aguas,
será sin duda puerto sin las sogas de esparto
la canasta llena de la pesca buena
la cosecha perfecta
después del amoroso trajín de la colmena.


Hecha de orgullo lácteo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nunca , Jamais, Senora ! Las mujeres encantadoras - categoria a cui voi appartenete per volere assoluto degli dei - si fermano nel tempo. E restano encantadoras " sin que el sol las desgarradas nubes / de argento y oro vista /Sin que hayan esperanzas y recuerdos ". E io aggiungo : fino a quando la vostra mente elaborerà pensieri alati di anima e carne, quali voi esponete , in prosa e in poesia. Hola
Diego

charlotte dijo...

y parece que las aguas fluyen deajando atrás las cadenas, parece que el sol hoy te acaricia la cara. Un abrazo.

Hecha de silencios dijo...

charlotte gracias por tus palabras buenas y por visitarme, un abrazo