Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























10 de octubre de 2008

Mañana...


…Mañana llegará
con sus veinticuatro horas de incertidumbre
…Después de mañana
todo lo demás será posible

No hay comentarios: