Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























9 de noviembre de 2008

Te me casaste hija




Todo mi ser te desea infinita felicidad.
Dios bendiga cada uno de tus pasos.
Te amo mami.

Tu mamá

2 comentarios:

M@R dijo...

felicidades,,,
y comparte la soledad,,,
Dios bendiga esa union y que pronto te lleves a esos nietos,,,

abrazos,,,

Hecha de silencios dijo...

Gracias Mar, que linda! es muy raro y estoy feliz por ella pero el corazón me tiembla asustado en un rincón.