Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























21 de diciembre de 2008


Tus huellas




Sobre los congelados bosques de mi alma en celo
Tire la sal para borrar tus huellas...
Fue inútil, miré hacia atrás,
Eran de fuego,
Y me seguía quemando en ellas

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Certe notti sono fatte per ascoltare in silenzio.

Anónimo dijo...

L'amore è come il fuoco, spesso prima di vedere il fumo che non sono delle fiamme che si trovano all'interno.

Hecha de silencios dijo...

E TU...CHE NE SAI?
MI CHIEDO

Incombustible dijo...

Vengo a dejarte abrazos y besos navideños, con mis mejores deseos para que, en el 2009, te veas rodeada de afecto, salud y prosperidad.

Hecha de silencios dijo...

Incombustible
Abrazo tu huella en mi espacio
agiganto mi abrazo para que te abrace.
Gracias por tu saludo y buenos deseos que
recíprocamente te devuelvo con creces.
Felices fiestas y un venturoso año nuevo

Anónimo dijo...

No compendo el italiano, es decir no conozco el idioma, mas, comprendo por el escrito, que el amor, cuando enciende hogueras desde dentro del corazón y alma es muy difícil dejar de ver el humo que se desprende de él, es más, puede apagarse y sin embargo el humo de sus cenizas se siguen percibiendo. Se podrá ocultar el fuego, mas no el humo.
El amor siempre se delata.