Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























18 de marzo de 2009

Sin título


Cuando mi alma sea libre,
seré un verso colgado al borde de unos labios.


(Migdalia B. Mansilla R.)

3 comentarios:

Versos complicados dijo...

"Cuando mi alma sea libre,
seré un verso colgado al borde de unos labios."

Sin título, y sin embargo una gran verdad..la poesía lo recoge y tú lo guardas entre tus silencios.
¡GRACIAS QUERIDA!

Besos,
Migdalia

Presentes Ausencias dijo...

Me tropecé con el poema que escribí, donde estas dos líneas, recrearon "casi igual" su final. Te lo dejo aquí, como simple referencia de las musas andantes.
Besos,
Migdalia

Cuando no sea naufragio

viviré entre las rocas
en medio
de un río
o de una laguna
con nombre
de espejo

buscaré entre los pliegues
de mi piel
la augusta resonancia
del silencio

esperaré al tiempo
en una marea de atardeceres
en la oscura soledad
de un verso incierto
en el punto y coma
del pasado/presente

cuando no sea naufragio
-seré entonces-
un poema infinito
en el borde de tus labios


© Migdalia B. Mansilla R.

Hecha de silencios dijo...

El borde de los labios que enmarca
el ósculo perfecto y prometido.