Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























4 de marzo de 2009

Noche


La noche permite a las lágrimas correr hacia adentro de los parpados del alma, El día las exila fuera del ojo.

8 comentarios:

Presentes Ausencias dijo...

Ojalá hayas encontrado el puente extendido ante tus ojos, alma y sobre todo, ante la querencia. Ojalá, fuera permitido el cerrar un ciclo y seguir con el mejor de todos.

Un abrazo y un pañuelo que enjugue las lágrimas del alma.

Anónimo dijo...

La prehistoria de las lagrimas casi siempre es la edad moderna de las mismas.
Un abrazo

estoy_viva dijo...

Tienes un premio en mi blog....es AL BLOG MAGICO...tienes un dos especial que transmites mucho en tus post, enganchas y deseamos siempre volver a leerte.
Espero que te guste el premio
Con cariño
Mari

Cartas que nunca escribí dijo...

Desde mis cartas nunca escritas, vengo a agradecerte tu presencia y comentarios. Y espero que la noche y el día se vean librados de algunas lágrimas y permitan soñar con ojos cerrados o abiertos.

Un abrazo enorme.

Anónimo dijo...

Hola Versos..
Hay lagrimas que se secan y dejan solo sal,
otras, se quedan como perlas en el universo del alma. Te beso y abrazo siempre.
Hechadesilencios

Cartas que nunca escribí dijo...

Silencios, gracias por llamarme Versos, lo que me encanta y no Cartas , que igual que me gusta, pero el verso esta también en mis cartas y en cada espacio que visito y vivo.
Besos en palabras y en la augusta soledad del silencio del que declaras, estás hecha.
Esmeralda

Anónimo dijo...

"Hay lagrimas que se secan y dejan solo sal,
otras, se quedan como perlas en el universo del alma" Elba

Hay lágrimas que se tornan granos de sal, hay otras que nunca dejan de manar, hacia dentro, hacia la sangre, las entrañas. Hay lágrimas que furtivas saltan al sólo aliento del recuerdo o al quedarse paralizados ante una canción, un verso, un silencio que pasa, una alborada que llega o un crepúsculo que se engarza en las pupilas en el ocre del horizonte.
Hay lágrimas con nombres, sin nombres o con todos los nombres. Hay lágrimas que son noche siempre o son día, aunque un cristal, las disimule.

Anónimo dijo...

Hay lagrimas...