Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























14 de abril de 2009

Ahora es la hora


Ahora es la hora



La esperanza se yergue,
la incertidumbre,
. ..retrocede sobre si misma,
todos los sonidos del bosque,
. ..me arrullan.

Todos los árboles...
. ..¡me abrazan!



Elba

4 comentarios:

Versos complicados dijo...

Querida Elba, llegó la hora de dejar volar los temores y dejarse abanicar por los bosques de la esperanza. Todo está bien y estará mejor. Te abrazo y deseo sientas la alegría de la buena certeza. Migdalia

Anónimo dijo...

querida Mig, gracias por tu tibio sol en mi espalda

Leo dijo...

Muy buena reflexsión en tu verso.
querida Elva. Que fluya la esperanza con sus rayos envolventes, degémosnos de temores y quimeras absorventes.

Un abrazo
Leonor

Hecha de silencios dijo...

gracias Leo,siempre tan gentil