Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























17 de mayo de 2009

Murio Mario Benedetti


Y este llanto ajeno y mio
me desgarra el corazòn

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Contra el optimismo no hay vacuna.
Mario Benedetti
Mèlody

Anónimo dijo...

Estamos de luto amiga.
Luis

Versos complicados dijo...

De la muerte y otras sorpresas

*Conviene que te prepares para lo peor...
...Sólo ese foco de luz, enorme, es decir enorme al principio, que venía quién sabe de dónde, no tan enorme después, valía la pena dejar la isla baldosa, más chico luego, valía la pena afrontarlo todo en medio de la calle, pequeño, más pequeño, sí, insignificante, aquí mismo, no importa que los demás huyan, si el foco, el foquito, se acerca alejándose, aquí mismo, aquí mismo, la linternita, la luciérnaga, cada vez más lejos y más cerca, a diez kilómetros y también a diez centímetros de unos ojos que nunca más volverán a encadilarse. *

Mario Benedetti
De su Libro La muerte y otras sorpresas.

Maestro, nadie podrá lograr que haga ejercicios de amnesia, nadie podrá jamás borrar de mí, su verbo, su narrar, su ser en la palabra, que la palabra esta de luto.
Nadie podrá jamás alejar de mí todo lo que me dejó y deja sin haber sabido jamás que yo existía. Maestro, mi olvido, estará siempre lleno de memorias suyas.
Descanse en paz.


Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: tristemente...hoy
Mayo 17 de 2009

Leo dijo...

Desde mi ignorancia me uno a todas las voces del mundo en sus plegarias, agasajos, comentarios y sus sentires por tan lamentable pérdida, que no es tal, pues sus escritos quedan en las voces de los que hay y los que vienen.
Abrazos Elba.
Leonor