Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























16 de julio de 2009


Hay tristezas que uno no sabe bien como hilar...

No hay comentarios: