Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























20 de septiembre de 2009

Para leer al revès


¡neV! arapes al nòzar led oinicoicar.
ajeD euq ut amla em aczenetrep.
arapeS sal sallidor,
emajèD etragruh ortned y rop reiuqod
omoC neiuq avacse ne anu abmut.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"si tú me dices¡ven!
lo dejo todo"

Anónimo dijo...

Sugerente, excitante, deliciosa invitación.
No es de extrañar te tomen la palabra.