Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























4 de octubre de 2009

Oteando a la juventud alejarse



. Llega el momento en que inevitablemente abrimos el armario de trajes magníficos e inútiles que ya no nos acompañan a ninguna parte

No hay comentarios: