Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























16 de diciembre de 2009

Cosas del alma



¿Dónde vas? Se cae la nieve del árbol
se descubre el nido tibio que otrora asiló la golondrina
¿A dónde vas?
Cuando las cosas son del alma
La semilla dormida por el invierno brota
Cuando el sol tímidamente asoma
¿A dónde vas?
¿A dónde vas?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"si pudiera borrar en un solo
movimiento
cada tristeza de cada adiós
liviana me iría hacia no sé dónde"

charlotte dijo...

mi querida amiga, que gusto volver a encontrarte, con esa maravillosa poesía que tienes en las venas, un abrazo grande!

Hecha de silencios dijo...

Charlotte, que pena, pero no te recuerdo, ¿Estas segura quensoy yo tu amiga'