Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























8 de enero de 2010

Memorias de la luna III


Si muriera hoy, o mañana
un hilo indestructible me ligaria a este mundo,
a este dolor, a esta ausencia

1 comentario:

Versos complicados dijo...

¡Epa! que la de las tristezas, ausencias y dolores de alma, soy yo...tú eres aire que refresca y da vida, esparciendo la mies en los campos fértiles.

¡¡¡Ánimo!!! No ves que también lo necesito y como yo...muchos, muchos.

Besos,
Migdalia