Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























24 de febrero de 2010

Exilios


Lo más terrible de empacar el equipaje urgente


Ha de ser llevarse de una vez la nostalgia,

Teniendo que dejar en la cama doblada La esperanza,

Porque no cabe.






No hay comentarios: