Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























24 de marzo de 2010

Abril

Venero la primavera, que son mis hijos y me trajo abril.

No hay comentarios: