Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























29 de abril de 2010

Desmemorias


Por un instante, fui a buscarte hasta el núcleo del alma.
Te encontré dentro de un círculo de miedos,
batallabas por encontrar la salida.
Por instinto, emergí a la superficie,
alejándome, a prisa del redondel.

No hay comentarios: