Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























12 de junio de 2010

A medio junio

Junio me trajo a este mundo,
a través de una hermosa mujer de padres españoles

que presumia de su venezolanidad,

amante de las letras , del arte y de la paz.

Me regalò entre tantas cosas,

siete hermanos, cosa poco comun en estos dias-

¡Poetas todos!
como segundo oficio en sus venas.
¡Amantes todos!
 como ella, del amor y  el respeto al projimo,  las artes,

la musica y el buen verbo.

Siete locos que amo y que unidos en un circulo,

casi siempre imperfecto,

hacen del recuerdo de esa mujer hermosa y menuda,

que me trajera a la vida a medio junio

La unidad que la recuerda y nos aglutina.

Por eso,  en dias como estos,

cuando, el aniversario de mi primer paso a la luz del mundo

se presenta con su pastel y sus velas,

sus sonrisas, sus abrazos, sus presentes y lisonjas,

hago balances de todos y todo  en nuestras vidas,

sin embargo, el saberles al alcance de mi grito,

 apacigua la nostalgia que se instala en mi salon de la nostalgia,

Siempre a mediados de junio... y junio tras junio.

No hay comentarios: