Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























2 de julio de 2010

Yo soy




Fiel a mi clan más allá de la muerte.
Seguiré rompiéndo mis manos para quitar las piedras, haciendo el camino que los míos transitarán luego libremente. Yo seré grande más allá del recuerdo. El que me toque se envenenará o se nutrirá a su libre albedrio. La fuerza de mis entrañas es incontenible y con ella conquisto mis sueños...no es mi culpa...nací así. Orgullosa de mi sangre y de la envidia del cobarde me nutro.

Méloddy Delgado Bérmúdez

1 comentario:

Leo dijo...

Precioso de mucho fondo, para cavilar. Nunca dejes de ser tú.

Abrazosssssss

Leonor