Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























24 de octubre de 2010

Rastros


Te he amado en cada rostro que emerge detrás de la mascara…

En cada uno encontré la huella de tu lagrima sin besar tus labios.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay rastros que son tatuajes...

Anónimo dijo...

Y hay tatuajes que son máscaras adheridas

Leo dijo...

Hay caras que tienen muchos rostros, a veces nos encantan, pero otras quisiéramos no haberlas conocido.
Elba, recibe muchos abrazos en tu misterio.-
Leonor

Versos complicados dijo...

y hay amores que no encuentran otras salidas para seguir estando, que andar a hurtadillas con antifaces de tules blancos.