Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























27 de noviembre de 2010

Lluvia


Cae y cala hasta los huesos de la tierra...

Cae, cala,arrasa, duele.


No hay comentarios: