Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























12 de noviembre de 2011

Velas rotas


Conculca la libélula el pacto de amor entre nosotras, Entrambas conculcábamos quebrando el hielo que no era frio, pero si frágil, donde nuestras barcas se quedaron un día sin moverse por temor a alejarse una de la otra y viceversa.

No hay comentarios: