Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























16 de abril de 2012

Estoy viva!!!


Escucho cada una de las pisadas de mis pies insomnes; cada palabra que digo hasta que la duerme el eco; escucho la lluvia cuando cae antes que la beba la tierra; escucho el llanto de un niño y me doy cuenta que ese acento pertenece a mi manada…Escucho al alba llegar antes que la traiga el sol y cada huella que promete calcarse en respuesta a mi paso. Voy dejando atrás sonidos viejos y entonces, me doy cuenta... ¡Es cierto! ¡Estoy Viva!!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Claro que estás viva! Te abrazo.
Mig

Anónimo dijo...

Una sonaja me despierta de gran letargo en que permanecia. Gracias por tan hermosas letras sobre mi nieto.
Un abrazo

Versos complicados dijo...

No te imaginas la alegría que siento por ti. Hermoso es lo que escribe tu corazón de abuela, tu corazón de madre repetida como un eco interminable. Es una bendición sentirse ¡viva de toda vida!
En estos momentos, los versos de Andrés Eloy Blanco, se atropellan en mi mente y en ti, adquieren todo su significado. Gracias por permitirme el espacio para dejar mis palabras, al niño que trajo la felicidad.