Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























23 de junio de 2012

Ni un recuerdo de mas, solo los justos para evocar el cuerpo que no desvisto

1 comentario:

Anónimo dijo...

...ni una tierra sedienta
ni un loco tratando de besar
el otro lado de la luna
ni un girasol dormido
junto al cuenco de tu regazo
en el recuerdo justo
de una sed sin tiempo