Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























13 de agosto de 2012


DE LAS RECETAS DE MI ABUELA
Se acicala  la soledad en el perchero nuevo y se dispone junto a los viejos miedos; se vira la mirada hacia donde sale el sol y se comienza el nuevo camino aunque este no sea  el que más arboles tenga.
E. B.

No hay comentarios: