Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























22 de septiembre de 2012

Regreso cansada del vuelo, el ocaso me enseña sus colores…
 No sabe de mis cartas bajo la manga!

No hay comentarios: