Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























2 de septiembre de 2012

Golondrinas
Adivino en tu verbo clásico y severo una bandada de golondrinas que te pernoctan el centro del alma donde sueles asilar las sombras.
E.B.

No hay comentarios: