Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























29 de octubre de 2012










Me sorprendió la llegada de la vuelta de la esquina,
Esa, de la que oí hablar desde que era pequeña en carnes y alma
E.B.
   29/10/12

No hay comentarios: