Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























26 de diciembre de 2012


El revés del abrazo, revés del encuentro, del ocaso, el revés del canto, del abrazo, la sonrisa, la lagrima, la espera, ¡lo que no fue! El revés de los sueños, de las horas…¡El revés!

No hay comentarios: