Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























7 de diciembre de 2012

Memorias del alma

Calzaba mis miedos junto a tus pesares, que acoplados  pesaban mas.
 De allí la  profundidad en la  huella.

Elba Bermúdez

1 comentario:

Leo dijo...

Eres fantástica, querida Elba, me haces meditar, ¡ qué profundos pensamientos.
Leonor.