Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























31 de marzo de 2013

Cierro los ojos y puedo sentir su perfume, Es abril que llega con su alegría de siempre y sus cumpleaños amados.

No hay comentarios: