Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























10 de julio de 2013

Poblada de recuerdo 
Aquí murmura el aire, las campanas, las piedras.
Hasta el camino de tierra que va a los antiguos olivos.
Todo te nombra y evoca tu voz, como si una oración triste y vehemente saliera de sus bocas.
E.B.

No hay comentarios: