Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























6 de enero de 2014

Mi rubia amada. Mi madre! Esa mujer que es la estrella que me guía. Y que habita en todos los rostros de mi alma. Elba

No hay comentarios: