Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























2 de junio de 2014

Tomé tu lluvia, es cierto …¡Cuanto la necesitaba!

No hay comentarios: