Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























20 de julio de 2014

Y mira si sere rara yo, que coso heridas donde estabas tú
y  cuando me percato estás de nuevo fuera de ellas y en mi piel intacta, otra vez...

No hay comentarios: