Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























22 de septiembre de 2014

A medio paréntesis

A medio paréntesis
Y llegas rauda aunque menguada cómo la luna,con tu medio paréntesis de media paz, Para esperar juntas que despunte el alba que viene a salvarnos con su luz.

 



¡Te amo hija!
E.B.

No hay comentarios: