Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























22 de septiembre de 2014


Soy y no soy
Yo sólo soy, ni más ni menos que el enceguecedor miedo a perderme si te pierdo.
E.B.


No hay comentarios: