Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























21 de noviembre de 2014

Tengo una alegria pendiente que no debo posponer

No hay comentarios: