Padecía de ingratitud severa y murió de una sobredosis de egoísmo fulminante




























13 de abril de 2015

Sin rencores posibles en el alma

No hay comentarios: